Conéctate con nosotros

Mundo

OMS DESACONSEJA USAR REMDESIVIR CONTRA COVID-19

La Organización Mundial de la Salud (OMS) desaconsejó el uso en pacientes hospitalizados con Covid-19 del antiviral remdesivir, uno de los principales tratamientos contra la enfermedad con los que se ha experimentado a lo largo de este año, al no hallarse evidencias de que cause mejoras en los enfermos.

Aclararon que los resultados no indican que el remdesivir carezca de ciertos efectos beneficiosos para los pacientes, pero desaconsejan su uso ante el alto coste y los posibles daños a la salud de un fármaco que debe suministrarse por vía intravenosa.

Un panel internacional de expertos de la OMS concluyó que no hay pruebas de que el fármaco, producido por la farmacéutica estadounidense Gilead y que anteriormente se usó en enfermos de ébola, reduzca la mortalidad en los casos más graves de Covid-19 o disminuya la necesidad de ventilación.

Los resultados, publicados en el British Medical Journal de la Asociación Médica Británica, se han obtenido tras analizar datos de cuatro ensayos con 7,000 pacientes hospitalizados con Covid-19.

El fármaco “no tiene efectos significativos en la mortalidad o en otros importantes indicadores en los pacientes, tales como la necesidad de ventilación mecánica o el tiempo de mejora clínica”, recalcaron los expertos.

También matizaron que apoyan que los ensayos clínicos con este fármaco, algunos de ellos apoyados en su día por la OMS, continúen en grupos específicos de pacientes para continuar el acopio de evidencias sobre sus efectos.

La OMS recomienda desde hace meses especialmente el uso de dexametasona, un corticoesteroide muy asequible en el mercado internacional, para el tratamiento de casos graves de Covid-19, ya que ha sido el que ha ofrecido mejores resultados hasta la fecha.

Continuar leyendo
Publicidad
Clic para comentar

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mundo

COVID-19 DEJARÁ A 32 MILLONES DE PERSONAS EN LA POBREZA EXTREMA

El porcentaje de personas que viven en pobreza extrema en los 47 países menos desarrollados del mundo aumentará de 32,.5 a 35.7 por ciento a causa de la pandemia, lo que significará un aumento de 32 millones de personas en esa situación, advirtió la ONU en un informe publicado este jueves.

«El informe pronostica que la pandemia llevará en 2020 a los países menos desarrollados a su peor desempeño económico en 30 años, con caída de ingresos, pérdidas de empleo generalizadas y déficits fiscales cada vez mayores», señala en su página web la Conferencia de la ONU para el Comercio y el Desarrollo (Unctad), creadora del reporte.

Estos países pudieron sortear los desafíos de la pandemia mejor de lo que se esperaba debido a su «experiencia previa con epidemias» y «una demografía favorable», que se caracteriza en general por poblaciones jóvenes y bajas densidades de población, explica el informe. Sin embargo, las consecuencias económicas han sido «ruinosas».

«La crisis revertirá años de meticuloso progreso en áreas sociales como reducción de la pobreza, nutrición y educación en los países menos desarrollados», advierte la Unctad.

El informe busca llamar la atención de la comunidad internacional para que apoye económicamente a estos países, empezando por mejorar sus capacidades productivas, que son el elemento principal para conseguir su desarrollo.

Actualmente la ONU considera en «pobreza extrema,» a aquellas personas y familias que viven con menos de 1,9 dólares diarios (1,5 euros).

Continuar leyendo

Mundo

2020, UNO DE LOS AÑOS MÁS CÁLIDOS DE LOS QUE HAY REGISTROS

El 2020 será sin duda uno de los tres años más cálidos desde que hay registros ya que desde enero, la temperatura media de la Tierra fue en torno a 1.2ºC superior al periodo de referencia de 1850-1900, alertó la ONU.

Con las temperaturas batiendo récords todos los años, la década 2011-2020 será la más cálida nunca vista, y los últimos seis años, desde 2015, los más cálidos que se han registrado, según el informe anual provisional del estado del clima de la Organización Meteorológica Mundial.

«2020 fue, por desgracia, otro año preocupante para el clima», declaró el secretario general de la OMM, Petteri Taalas.

La evaluación de la OMM se basa en cinco tipos de datos que sitúan actualmente a 2020 como el segundo año con las temperaturas más altas, por detrás de 2016 y delante de 2019.

Las diferencias de temperatura entre estos tres años son, sin embargo, mínimas, y la clasificación podría cambiar una vez que estén disponibles los datos completos de 2020.

«Los récords de calor suelen coincidir con años de fuertes episodios de El Niño, como ocurrió en 2016. La Niña, por el contrario, suele enfriar la temperatura mundial, pero el importante fenómeno de La Niña de este año no ha servido para frenar el calentamiento», afirmó Taalas.

Además, hay una probabilidad sobre cinco de que de aquí a 2024 el aumento de temperatura se sitúe temporalmente por encima de la barrera fatídica de 1.5ºC con respecto a la época preindustrial que fijó el Acuerdo de París.

«El equilibrio del planeta está roto. La humanidad está en guerra contra la naturaleza, esto es suicida», dijo por su parte el secretario general de la ONU Antonio Guterres.

«La biodiversidad está colapsando», agregó Guterres, para quien «hacer las paces con la naturaleza» debe ser «la máxima prioridad para todos, en todas partes».

Calor extremo, incendios, inundaciones, acidificación de los océanos o la temporada récord de huracanes en el Atlántico son signos de que el cambio climático sigue inexorable su curso este año, «incrementando la inestabilidad que la pandemia de covid-19 provoca sobre la economía, la salud y la seguridad global», avisa la OMM.

Continuar leyendo

Mundo

PANDEMIA DISPARA LA OBESIDAD EN LATINOAMÉRICA

El sobrepeso y la obesidad en Latinoamérica, que afectan a más de la mitad de la población, se dispararán tras la pandemia, alertó el representante regional de la FAO, Julio Berdegué, quien explicó que comer sano ya era «un sueño» para muchos antes de la crisis sanitaria.

«El sobrepeso y la obesidad no es como algunos dicen, un problema de opciones individuales, es un problema de desigualdad debido a un sistema desequilibrado que perdió el norte», afirmó.

El índice del sobrepeso en Latinoamérica en 2019 se situó 20 puntos por encima de la media mundial según datos de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), que cifró en 262 los millones de personas que padecieron esta condición, lo que equivale a un 59.9 % de la población.

Berdegué señaló lo «paradójico» de que América Latina y el Caribe sean unos de los mayores exportadores de fruta y verdura del mundo y al mismo tiempo sea una región en la que la porción diaria de estos alimentos para una dieta saludable no es accesible para sus propios habitantes.

«Esto no sucede por arte de magia, tiene que ver con políticas e intereses comerciales, con publicidad, con cambios en el estilo de vida como comer fuera por falta de tiempo y patrones culturales que invitan a comprar alimentos no nutritivos», detalló.

Continuar leyendo

Noticias Destacadas

Auto Publicar en Twitter Powered By : XYZScripts.com